h1

Desierto

31 agosto 2010

Hoy me he caído, me caí  en el fango; me caí  en lo sucio. De rodillas el dolor se escurría  por mis mejillas; y miles de saetas escapaban de mi garganta acuchillada por los recuerdos de tu cruel estampa; recordando el triste deseo de acabar con la soledad.

Hoy me he caído, caído en la noche de mi desierto; miles de estrellas brillan a mi alrededor, recordándome la inmensidad de la tristeza y de la desesperanza; burlándose desquiciadamente de mi muerte en vida; siendo cínicas al contemplar mis ojos húmedos, sin compasión me recuerdan la distancia que hay entre tu y yo.

Hoy me he caído, apoyando mis puños cerrados contra el vil pavimento, sintiendo cada golpe de estos pandilleros días, robado en lo profundo y expuesto en lo publico; siendo pateado en el suelo mas ni menos que por la desesperanza y el desazón.

Hoy me he caído, eviscerado y sangrante; agonizante. Levantando mi mano al cielo, un rayo amenazante cruza el horizonte, miles de cuervos aguardan en mi agonía, cientos de buitres apiñan el cielo volando en derredor a mi muerte cercana.

Hoy me he caído, y no tengo la fuerza para levantarme.

Zio!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: