h1

Manos azules.

29 octubre 2009

La llama que antes punzaba sobre mi cuerpo se ha extinto, el hedor de tu cuerpo cada vez es mas evidente; no hay gracia en la muerte, solo en la agonía…

Un magnánimo deseo de muerte se apodera de mis entrañas; intenso hervor invade mis venas y un fétido aroma invade mis pulmones….

No hay ningún elemento que me haga sonreír o desear desaparecer, solo existen miles de puntos en tu frente, detestable halito exhalaste, ningún recuerdo hermoso me has brindado, solo angustia y desesperación, solo esas ganas inmensas de aprisionar tu cuello con mis manos; veneno en mi lengua que jamás te ha deseado.

Una extensa niebla aparece en tus ojos, unas ganas inconmensurables de acabar con tu existencia, un desaparecer y no dejar huella es lo que harás.

Todas tus palabras fueron en vano, tus suplicas se convirtieron en las mías cuando nunca fueron escuchadas, la venganza se ha apoderado de mis dedos, ahora la he consumado.

Zio!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: