h1

Desazón del corazón atribulado.

27 octubre 2009

Hace mucho que no escribo, en esta bitácora de mi mente; hace mucho que deje de pensar en mi y me dedique a pensar en el mundo que me rodea, hay cosas que no puedo distinguir y hay cosas que me gustaría cambiar; pero todo es muy difuso y todo esta empañado por el vaho de mis gustos y aficiones.

Hace no mucho conocí a alguien, decidí que ella iba a ser mi compañera por un tiempo, tiempo que esta tornando a su fin. Tiempo, solo eso lo reduce a uno en mil motas de polvo invisible; a un centenar de estrellas apagadas y sin vida.

Las razones en mi mente vuelan, la descomposición de los pensamientos es tan atroz que al pensar en algo, otro pensamiento lo aniquila a lo ya pensado; quisiera estrechar un vinculo para no perder la cabeza, pero todo lo concordante es que me debo de alejar de esta copa que bebí durante tanto tiempo y que solo ha dejado el vino seco en ella.

Razones me sobran para esta decisión, razones que a lo mejor son egoístas y sin sentido ¿pero que hacer? ¿Acaso ignorar los remordimientos en mi corazón? ¿Acaso intentar creer cuando todas las señales fueron dadas?

En efecto las razones sobran, al solo mencionar su antigua pareja que fue engañado y engatusado como un cachorro al que se le ha puesto veneno en su comida, porque bien se sabe que la cicuta no se acaba.

O su temible indiferencia ante todo ante mí y ante mis acciones, por no hablar de su escasa plática y de su afición al celular.

En menor grado esta el hecho de cómo la conocí, ella aun con novio y yo seduciéndola con palabras delicadas y perspicaces; sin conocerla todavía.

Necesito un lienzo en blanco para derramar mi sangre de estas venas rotas que brotan de mi corazón temeroso y confuso, lienzo como mi sudario que me cobijara por siempre, lienzo para pintar los pensamientos de mi alma, lienzo para destruir todas las esperanzas y mostrar un sinfín de sentimientos adversos.

¿Y porque es todo esto? ¿Porque no simplemente ahorco esta relación maldita, que fue concebida únicamente con el afán de sentirme mas importante, halagado y gustoso que aquel al que le rebate tal vez su única esperanza?

No lo se y las respuestas no llegan a mi pluma.

Zio!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: